...mejorando experiencia...

¿Con o sin factura? ¡Le sale “más caro”! ¿Lo ha escuchado?

Es usual a la hora de hacer una compra de un producto o servicio, que aparentemente se nos presenta la opción de pedir o no factura, lo cual se nos presenta como una forma de ahorro. ¿Es así? ¿Está seguro? ¡En esta entrega le explicamos como funciona realmente!

Si al realizar una transacción se nos presenta la opción de que nos cobran más caro si deseamos factura, lo que muchas veces el evasor aprovecha, es para cobrarle al consumidor el mismo precio, enviando ese impuesto al costo y al no entregarle factura, el evasor aprovecha el crédito fiscal de la compra original del producto a su proveedor, con lo cual “gana” dos veces, una porque en su caso le dio un precio que para él ya tenia el impuesto y dos, porque aprovecha el crédito fiscal ya pagado, para reducir el pago de sus obligaciones tributarias.

¿Qué sucede con el crédito fiscal en el caso del consumidor?

En definitiva si no pide factura, no tendrá derecho a aprovechar el crédito de la compra y le dará derecho de uso sobre ese impuesto pagado, al evasor, para que una vez más evada a la Hacienda pública.

Sin embargo si usted pide factura, usted puede aprovechar este crédito fiscal, incluso si esta iniciando un emprendimiento o maneja el concepto de marca personal, puede aprovechar esos créditos por los siguientes 5 años al momento de que brinde algún servicio, lo cuál le resultaría conveniente para que pueda aprovechar ese dinero en otros rubros de su entera disposición.

Cuando no se pide factura, perdemos todos, pierde usted su crédito fiscal, pierde el evasor porque esta cometiendo un ilicito y pierde el país, porque esos impuestos no se pueden utilizar en infraestructura común o pago de intereses de la deuda pública.

¿Debo pedir factura de todo lo que consumo?

Si hagalo y muchas veces nos encotramos con que en las mismas familias no aprovechan los créditos fiscales de todos y la fuente de ingreso usualmente es uno o dos emprendedores, muchas veces con la correcta asesoría se logra aprovechar los beneficios del crédito fiscal que son muchos y también es importante aprovecharlos.

Share this post on: